¿Cómo prepararse para una entrevista de trabajo?

By |
¿Cómo prepararse para una entrevista de trabajo?
Valora la página

entrevista de trabajoLa entrevista de trabajo es sin duda, la superación de una cantidad de filtros previos, donde evidentemente existe por parte del patrono, un interés en conocernos. La primera impresión es cuando leen el curriculum. La entrevista, se realiza para conocer cualidades personales que no se pueden reflejar en un papel y en una fotografía.

Por eso, el día de la cita debes tener en cuenta los siguientes tips para demostrar que eres tú el candidato que necesita la empresa.

Antes de la entrevista de trabajo ten presente

Investigar todo lo que esté relacionado con la empresa a la que te has postulado, conoce sus sedes, qué funciona en cada una, dónde están los ejecutivos, dónde funciona el área de producción, cuántas personas tienen en su plantilla. Investiga qué es lo que la empresa necesita y cuál es el perfil de las personas que busca.

Plantéate a ti mismo tus fortalezas y debilidades, y prepara respuestas inteligentes frente a estos temas. Es una mala estrategia que digas que no tienes debilidades; así que encuentra las que tienes y minimízalas con tus cualidades.

Hay muchas preguntas que te pueden hacer para valorar tu control emocional, tenlo presente y realiza prácticas como respiración profunda.

El día de la cita, es recomendable llegar al menos media hora antes de lo acordado para que te de chance de llegar sin apuros a la oficina y prever cualquier contratiempo que pudiera retrasarte.

Durante la entrevista de trabajo recuerda

Que la persona que te va a entrevistar es una persona que generalmente sabe hacer su trabajo, de manera que el lenguaje corporal es importante para causar una buena impresión.

Los modales de cortesía es tu carta de presentación, recuerda decir buenos días, o tardes y despedirse con adiós o un hasta luego, muchas gracias, encantado de conocerlo.

Si decides dar la mano, trata que sea un apretón de mano normal, con el atenuante de que debes mirar a los ojos de la otra persona sin intimidar y sonreír naturalmente.

Responde solo lo que te preguntan, sé claro y conciso, no hables más de lo debido, pero tampoco hables poco. Cuida tus expresiones y tu lenguaje.

No limites la conversación cruzándote de brazos, esta acción tiene un mensaje directo al entrevistador que significa que estás a la defensiva.

Cuando hablen sobre tu experiencia laboral, responde profesionalmente sin utilizar palabras rebuscadas, no evadas, evita quedarte callado, no demuestres miedo ni exceso de superioridad.

Finalmente, debes estar preparado para cualquier sorpresa como llevar una hoja de vida tanto en físico como digital, llevar algo con lo que puedas tomar nota, y prever cualquier detalle. Tus habilidades serán un impulso para quien decida contratarte. No importa sino quedas en ese empleo, que tu primera entrevista siempre sirva para mejorar la siguiente.